jueves, 23 de junio de 2011

Pueblos de Venezuela - Diablos Danzantes de Yare

En Venezuela, donde el catolicismo es mayoritario, existen creencias religiosas cuyo origen es africano. En el caso del culto de los Diablos danzantes, (Yare, Naiguatá, Chuao y Tinaquillo), que se practica sobre los principios cosmogónicos de los Arará, nombre dado en Cuba a los esclavos pertenecientes a las etnias ewe, adjá y fong, capturados en el territorio del antiguo reino de Dahomey (Benin).
En el caso de los Diablos Danzantes de Yare son una festividad religiosa que se celebra en el pueblo de San Francisco de Yare, situado en el Valle del Tuy Medio Estado Miranda, Venezuela, el día de Corpus Christi (9 Jueves después del Jueves Santo), llevada a cabo por las "Sociedades del Santísimo", que realizan una danza ritual de los llamados diablos danzantes de yare.


Su origen se remonta al Siglo XVIII, siendo esta la hermandad más antigua del continente Americano. La fraternidad de diablos está dividida en un orden jerárquico, representado en sus máscaras, donde el número de cachos de cada máscara representa un orden jerárquico: la máscara que posee cuatro cachos representa al Diablo Mayor, la que tiene tres simboliza al Segundo Capataz, Tercer Capataz o los Arreadores y, por último, la mascara de dos cachos representa a los Diablos Rasos o Promeseros. Visten trajes rojos, capas y las mencionadas máscaras, además de adornos como cruces, escapularios, rosarios y otros amuletos.

Los Diablos danzan al son de la caja, un tambor típico. Bailan por las calles del pueblo para luego arrodillarse al unísono frente a la iglesia, permaneciendo postrados en señal de respeto al Santísimo mientras el sacerdote los bendice.

Las mujeres oyen la misa como lo hacen los Diablos, además van a todos los sitios con ellos, se encarga de darles agua, comida, cuidar a los niños y no bailan por las calles con máscaras sino en una casa donde piden prestada una máscara y bailan al frente del altar por una promesa. Todas las promeseras visten faldas rojas y cotas blancas. En la cabeza llevan un pañuelo rojo o blanco. La Capataz es la máxima autoridad en cuanto a las mujeres, viste totalmente de rojo y sin máscara.
La música y el baile continúan mientras los Diablos -quienes pagan una promesa religiosa al convertirse en demonios de rojas vestiduras y coloridas máscaras- visitan las casas de algunos Diablos difuntos. La celebración termina cuando al final de la tarde suenan las campanas de la iglesia y la hermandad se dispersa hasta el próximo año, cuando volverán a representar este rito donde el bien debe prevalecer sobre el mal.





Referencia
Zabaleta, I. (2006). Sincretismo Religioso. Madrid: Edimat Libros.

Félix Piñerúa Monasterio

3 comentarios:

  1. Los Diablos Danzantes de Corpus Christi es una representación religiosa popular que se celebra en Venezuela desde mediados del siglo XVII, durante la festividad católica que busca conmemorar la presencia de Cristo en el Sacramento de la Eucaristía. El clímax de la actuación se produce cuando la rendición diablos ante el Santísimo Sacramento como una forma de representar el triunfo del bien sobre el mal. La práctica sigue un conjunto de normas y se celebra cada año, nueve jueves después del Jueves Santo. Los miembros de una cofradía comparten su deber para pagar promesas, y algunos incluso hacen un compromiso de por vida.
    La práctica incluye sagradas y profanas expresiones rituales: ceremonias religiosas, paseos cargados de simbolismo, bailes, pasos a través del modelo y, en algunos casos, improvisaciones. Las formas musicales se acompañan se caracterizan por el uso de instrumentos de cuerda y percusión, y devotos siempre llevan una maraca en la mano derecha para echar a los malos espíritus.
    Los "promeseros" auto-denominados o Promise Keepers llevan máscaras que representan demonios y animales, entre otras cosas. A pesar de que cada cofradía sigue un conjunto de normas y tradiciones en este sentido, siempre hay espacio para los portadores de mostrar su creatividad y habilidades que hacen a mano, mientras que muestra respeto por los elementos que representan rango o votos de prosperidad.
    Prendas tradicionales constan de pantalones, una camiseta, una capa, un velo (que puede venir en diferentes colores y modelos), y en algunos casos una cola para representar al demonio. Fichas del cristianismo como la Cruz, escapularios, bendito hojas de palma y el Santísimo Sacramento están presentes ya sean visibles o no. Otros accesorios incluyen campanas, pañuelos y tiras de la cinta, que son utilizados por los bailarines como amuletos para protegerse de los malos espíritus.

    ResponderEliminar
  2. ESTO QUIERE DECIR QUE LA MANIFESTACION NACE DE LA IMPOSICION CATOLICA DEL EUROPEO SOBRE EL ABORIGEN Y EL AFRICANO EN VENEZUELA Y LOS PAISES LATINOAMERICANOS. NO ES DE ORIGEN AFRICANO. CADA DIABLADA TIENE ELEMENTOS DISTINTOS BIEN SEA EN SU FORMA DE VESTIMENTA, LOS INSTRUMENTOS MUSICALES EMPLEADOS Y LA COREOGRAFIA PARA DANZAR Y RENDIRSE ANTE EL SANTISIMO. POR ENDE, EN YARE POR ESTAR UBICADO EN UNA EXTENSION GEOGRAFICA DONDE HUBO ACENTAMIENTOS AFRICANOS ESCLAVIZADOS SE UTILIZA COMO INSTRUMENTO MUSICAL LA CAJA (INSTR. DE PERCUSION)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por sus comentarios, estos ayudan a enriquecer este blog.
      Una manifestación cultural puede tener variaciones producto de su adecuación a las circunstancias, lo que determina su procedencia común es su estructura profunda.
      Saludos

      Eliminar